Una nueva herramienta, diseñada en la UPNA, mejora el diagnóstico del síndrome de fragilidad, que afecta a personas de edad avanzada

La ingeniera de Telecomunicación Nora Millor Muruzábal (Pamplona, 1983) ha diseñado una nueva herramienta de medida que aporta datos objetivos y cuantificables para mejorar el diagnóstico del síndrome de fragilidad, un conjunto de síntomas que hacen más vulnerables a las personas de edad avanzada. Así lo recoge en su tesis doctoral, leída en la Universidad Pública de Navarra (UPNA), para la que se ha basado en una tecnología novedosa: los sensores inerciales, que ha utilizado en el análisis del movimiento de pacientes.

Nora Millor ha utilizado los sensores inerciales, capaces de proporcionar información sobre cómo se ha realizado un determinado movimiento de manera “no invasiva, portátil y económica”: en concreto, aportan datos sobre la aceleración (la velocidad a la que varía el movimento) y la velocidad angular (lo rápido que se realiza un giro). “No sólo se obtienen datos sobre la cantidad de movimiento, sino también sobre cómo se ha realizado”, apunta Nora Millor.
De hecho, el conocimiento adquirido en esta tesis, así como el de otras investigaciones realizadas por dos grupos de investigación de la UPNA (Biomecánica y fisiología del movimiento-BIOFIM, que dirige el ya citado Mikel Izquierdo, y Álgebra y aplicaciones, a cuyo frente está Luis Miguel Ezquerro Marín, catedrático del Departamento de Matemáticas) ha hecho posible crear la empresa de base tecnológica Movalsys, cuyo objetivo es traducir los movimientos de un paciente en datos objetivos de ayuda al diagnóstico médico.

You cand find more information on the following link.

Escribir comentario

Comentarios: 0